Las diferentes leyes de la prostitución en Europa

El sexo, las armas y las drogas son los “negocios” que más dinero mueven en el mundo, por lo que como es lógico existen muchísimos intereses. En este post nos vamos a centrar en la prostitución (la profesión más antigua del mundo) y las diferentes leyes que regulan esta práctica por toda Europa y en España en particular.

En algunos países la prostitución y los prostíbulos son legales y están regulados como pasa en países como los Países Bajos con el famoso Barrio Rojo de Ámsterdam, Alemania o Grecia. En otros países, entre los que se incluye España, la prostitución es legal pero no tiene legislación y por tanto no está regulada, pero los prostíbulos son ilegales, y por último tenemos el caso de países como Francia, Noruega o Suecia, donde la prostitución es legal pero ser cliente es ilegal.

Tenemos que recordar que, aunque muchas chicas lo hacen de manera individual ya sea por gusto o por necesidades laborales, detrás de la prostitución también hay muchas víctimas sufriendo un atropello brutal a sus libertades solo por intentar vivir mejor o escapar de sus países en guerra. Llama la atención como un país como España, en el que desde hace un tiempo se está intentando respetar los derechos de la mujer como nunca, no se haya regulado esta profesión para evitar de esta manera la trata de personas.

Quizás es contraproducente decir que en algunos casos la prostitución y los servicios de acompañamiento (tanto masculina como femenina) es una especie de labor social, pero es que en realidad es así. Muchos hombres y mujeres que se sienten solos contratan este tipo de servicios por medio de páginas de contacto en Internet y lo hacen para sentirse deseados o para poder intimar con alguien aunque sea a cambio de dinero y por un corto espacio de tiempo.

Por normal general, las mujeres y hombres que se dedican a esta profesión en países desarrollados ofrecen sus servicios desde casa y lo hacen libremente por placer o por trabajo. Supongo que nadie se puede llegar a imaginar que las chicas que vemos en los millones de películas xxx que hay por Internet lo hacen forzadas por terceros, dudo muchísimo que productoras tan importantes y tan bien reputadas como Brazzers se dediquen a extorsionar a las pornostars que trabajan para ellos, en primer lugar porque ellas mismas no lo permitirían y en segundo lugar, porque cuando algo está regulado y tiene sus propias leyes como pasa con la pornografía en Estados Unidos, es más respetado y los delitos suelen ser mínimos y perseguidos por las autoridades.

Por tanto, creo que España debe de una vez por todas regular la prostitución de manera que se persiga de manera feroz la trata de blancas y se permita a las mujeres que quieren trabajar en esto que lo hagan pagando sus impuestos, seguridad social y teniendo los mismos derechos que el resto de trabajadores. De esta manera saldrían ganando ellas y también el estado, al recaudar más dinero de uno de los negocios más exitosos de la historia de la humanidad.